Convocatoria: Proyectos de investigación en el ámbito de las tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC). Año 2013. Departamento de Industria e Innovación, Gobierno de Aragón.

Nº investigadores: 9          Cuantía: 203.233€

Las empresas y Administraciones cada vez generan más datos, pero no sirve de nada limitarse a almacenarlos, lo importante es que estas organizaciones sean capaces de interpretarlos y de generar conocimiento a partir de los mismos, conocimiento que luego se incorpore en los sistemas decisionales. Para conseguir este objetivo, las técnicas de visualización se han consolidado como una de las mejoras herramientas analíticas para extraer información útil de las bases de datos. La información de tipo visual, como los gráficos, es el elemento clave de los cuadros de mando empresariales, de la inteligencia de negocios y sirve tanto para que los científicos detecten patrones ocultos como para resumir información financiera compleja a usuarios no experimentados. Pero, la visualización de datos puede potenciarse extraordinariamente si se utilizan las técnicas multimedia, que se caracterizan por “utilizar conjunta y simultáneamente diversos medios, como imágenes, sonidos y texto, en la transmisión de una información”.

Por ello, en este proyecto se pretende investigar sobre el uso de técnicas multimedia para trasmitir información procedente de bases de datos de gran tamaño. Y, cuando hablamos de grandes bases de datos, tradicionalmente su disponibilidad e interpretación ha sido una actividad que estaba circunscrita al ámbito de determinadas ciencias y tecnologías, así como a la ayuda en la toma de decisiones, tanto en la empresa como en las Administraciones públicas. No cabe duda de que hay un gran recorrido en esta línea de trabajo, porque ¿qué empresa tecnológica no tiene hoy millones de datos que no se analizan porque no saben cómo hacerlo y cuáles serían las herramientas adecuadas? Otro tanto ocurre con las Administraciones públicas, en las que previsiblemente el uso del big data cambiará la forma de trabajar. Por poner un ejemplo, en el futuro, un departamento de una Administración pública, tras utilizar una herramienta analítica que rastree en las redes sociales podría detectar una tendencia, como el consumo de quínoa. Otro departamento podría rastrear todas las zonas cultivables de Aragón en función de las variables que precisa su cultivo e identificar las zonas más afines para su cultivo. Incluso, cuando el open data sea una realidad, encontrar qué Administración es propietaria de una finca donde se pudiera experimentar su cultivo. Y todo ello en apenas un rato y de forma económica y sencilla.

Pero en este proyecto nos interés especialmente otro fenómeno y es que hoy en día la utilización del big data está trascendiendo de estos límites para, por una parte, extenderse a la práctica totalidad de las áreas de conocimiento y de las actividades económicas y, por otra, interesar a amplios sectores de la población y no solo a personas con una formación específica. Como hemos visto a lo largo de esta memoria, hoy en día, la tecnología ofrece el acceso a una gran cantidad de información, y además a numerosos dispositivos como portátiles, móviles y tabletas cuyo uso va creciendo de forma inexorable en todo el mundo. Todo ello va configurando la posibilidad y a su vez la necesidad de facilitar el acceso a dicha información, de manera eficaz y eficiente, a toda aquella persona que la requiera para tomar algún tipo de decisión empresarial, política, etc. Esta es una de las características diferenciadoras de la propuesta y que, a nuestro juicio, pueden hacer que el impacto de sus resultados sea mayor, puesto que aborda la utilización de tecnologías multimedia para la visualización de datos desde una óptica apenas explorada, lo que previsiblemente puede servir de base a productos de interés para las empresas TIC.

Además del previsible impacto económico, el proyecto tiene una justificación social, que se refleja en dos aspectos de notable importancia. En primer lugar porque contribuye al incremento en la transparencia de la información pública, ya que las investigaciones a realizar permitirán que el gran caudal de información que generan las Administraciones esté más accesible y pueda ser analizado e interpretado más fácilmente. El open data y la explotación de los datos públicos por la ciudadanía, contribuirá a disminuir la asimetría en el acceso a la información de carácter público, consistente en que no todos tienen la misma información, y cuyo efecto negativo es bien conocido, ya que produce ineficiencia y mayores costes, mientras que el incremento de la transparencia mejora la competencia en el mercado. Dicho de otra forma, los resultados del proyecto ayudarán a la superación de la brecha digital en la explotación de datos.

En cuanto al caso de estudio de los tenderos de países en desarrollo, se trata de personas con pocos recursos y en su gran mayoría sin estudios, que intentan sacar adelante un pequeño negocio. Como resultado del proyecto podrán comprender y aprovechar los informes individualizados que se les generan, lo que les servirá para mejorar la gestión y el rendimiento de sus tiendas. Además se genera un efecto formativo sobre los tendederos y a la larga también una mejora en el servicio y los precios que ofrecen a sus clientes, es decir, se contribuye a disminuir la denominada prima de pobreza. En conclusión, si con la aplicación de los resultados del proyecto se consigue que varios miles de tenderos mejoren su situación, será un impacto social importante.

© 2017 labjeweb All rights reserved.